//
you're reading...
Activos intangibles, Ética, Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social y certificaciones: La ISO 26000

Continuando con la serie acerca de certificaciones y RSE, esta es la última de la que te hablaré. No porque no existan otras, pero a mi manera de ver las 3 que he reseñado son las más representativas. Hay algunas otras certificaciones de áreas relacionadas, como por ejemplo las normas OSHA, que me parecen relevantes de tomar en consideración si el objetivo es lograr una operación “responsable” desde varios puntos de vista.ISO26000 2

La Organización Internacional de Normalización o ISO, nació después de la Segunda Guerra Mundial, como un organismo encargado de promover el desarrollo de normas internacionales de fabricación (tanto de productos como de servicios), comercio y comunicación para todas las ramas industriales a excepción de la eléctrica y la electrónica. Su función principal es la de buscar la estandarización de normas de productos y seguridad para las empresas u organizaciones (públicas o privadas) a nivel internacional. La ISO es una red de los institutos de normas nacionales de 161 países.

Durante 10 años, dos organismos miembros, el Instituto Sueco de Normalización (SIS por sus siglas en inglés) y por la Asociación Brasileña de Normalización Técnica (ABNT), trabajaron para elaborar una norma cuyo foco fue producir una norma que brindara directrices sobre los principios, materias fundamentales y asuntos relacionados con la responsabilidad social y sobre cómo ponerlos en práctica. La idea era que cualquier organización que quisiera incorporar criterios de responsabilidad social en sus actividades cotidianas pudiesen contar con un estándar consensuado para tal propósito. Finalmente en el año 2010 la Norma se publicó y a partir de allí organizaciones en todo el mundo han estado ajustándose a sus principios.

Como vimos en los artículos anteriores, antes que la ISO 26000 había surgido otras iniciativas de certificación en este ámbito, sin embargo muchos consideran que el valor agregado de la ISO 26000 es que por primera vez se logra establecer un consenso global en torno a:

  • Principios, materias fundamentales y asuntos de responsabilidad social.
  • El plan de acción qué debería poner en práctica la organización para implementar la RSE.

Siete principios básicos para la RSE

El espíritu de la ISO 26000, es que toda organización adopte una conducta socialmente responsable y de esta manera contribuya al desarrollo sostenible. Según la Guía toda organización debería tener en cuenta estos siete principios para Hohe Summenmaximizar su contribución a ese objetivo:

  1. Rendición de cuentas: La rendición de cuentas es materia fundamental para cualquier organización socialmente responsable. La ISO 26000 invita a la organización a rendir cuentas por los impactos económicos, sociales y ambientales, tanto positivos como negativos, y en el caso de estos últimos debe establecer los mecanismos necesarios para prevenirlos o remediarlos. La Guía también invita a las organizaciones a aceptar el escrutinio público de sus actividades y a asumir un papel activo en responder a dicho escrutinio.
  2. Transparencia: Unido al punto anterior está el tema de la transparencia. La ISO 26000 recomienda la transparencia permanente sobre aquellas actividades que puedan tener algún tipo de afectación a la sociedad y al medio ambiente. La Norma recomienda que la organización suministre toda la información que requieran las partes interesadas. El principio excluye, que se publique la información protegida por la propiedad intelectual o la que pueda causar incumplimientos de obligaciones legales.
  3. Comportamiento ético: La Norma señala que para tener un impacto verdaderamente positivo en el desarrollo sostenible, la organización deberá regirse por criterios de honestidad, equidad e integridad, con el propósito de crear valor para todas las partes interesadas.
  4. Respeto a los intereses de las partes interesadas: La Guía señala que la organización debe respetar y atender los intereses y requerimientos de las partes interesadas. La ISO 26000 recomienda tener en cuenta a los grupos de interés a la hora de operar y tomar decisiones y buscar siempre opciones para armonizar los requerimientos o necesidades de todas las partes interesadas.
  5. Respeto al principio de legalidad: El respeto del marco jurídico, debe ser una guía permanente para cualquier organización. La ISO 26000 recomienda a las empresas apegarse a la legislación y sobre todo estar atentas y cumplir con todas aquellas leyes vinculadas con la RSE.
  6. Respeto a la normativa internacional de comportamiento: La ISO 26000 invita a respetar la normativa internacional de comportamiento aun cuando la normativa nacional, a la que esté sujeta, no contemple las salvaguardas sociales y medioambientales. Y para el caso de que la ley de su jurisdicción entre en colisión con la normativa internacional, la organización deberá revisar la naturaleza de sus relaciones y actividades en esa jurisdicción y evitar comportamientos que no sean compatibles con la normativa internacional de RSE.
  7. Respeto a los derechos humanos: La Guía apunta que las organizaciones deben respetar los derechos humanos, así como reconocer su importancia y universalidad. En el caso de que los derechos humanos no sean garantizados en su ámbito de actuación, bien sea por un vacío legal o por prácticas inadecuadas, la organización debería hacer todo lo que esté a su alcance para respetar y proteger esos derechos.

Principales materias de la RSE

A parte de los 7 principios básicos que vimos arriba, la ISO 26000 identifica además, 7 materias fundamentales que toda organización debería considerar en su estrategia de RSE integrada con la operación. Estas materias son los ámbitos en los que la empresa debe trabajar para desarrollar programas de cumplimiento que la lleven a una actuación socialmente responsable.

UnoGobernanza en la organización
La gobernanza es el sistema a través del cual una organización toma e implementa decisiones para lograr sus objetivos. Como te he comentado en otros artículos, la gobernanta o la gobernabilidad es la piedra angular a partir de la cual la organización estructura su visión de responsabilidad para con sus audiencias interesadas. La ISO 26000 identifica una serie de acciones que deberían desprenderse de una buena gobernanza de la organización:

  • Impulsar estrategias y objetivos de RSE
  • Avanzar en materia de compromiso y rendición de cuentas
  • Crear una cultura de RSE
  • Establecer incentivos para conseguir un desempeño positivo en RSE
  • Hacer un uso eficiente de los recursos
  • Mejorar las oportunidades de grupos vulnerables (mujeres, minorías étnicas, etc.) para ocupar puestos de liderazgo
  • Atender las necesidades de las partes interesadas y de las generaciones futuras
  • Mejorar la comunicación con las partes interesadas
  • Fomentar la participación de miembros de la organización en las actividades de RSE
  • Hacer una revisión continua de la gobernanza de la organización.

DosDerechos HumanosDerechosHumanos
La ISO 26000 recomienda a las organizaciones que conozcan la normativa internacional sobre derechos humanos, incluyendo la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC). El compromiso con el respeto y la protección de los derechos humanos debe existir independientemente de la capacidad o disposición del Estado en el cual opera la organización para cumplir con sus propias obligaciones en materia de derechos humanos.

La Guía identifica ocho asuntos en materia de Derechos Humanos que deberían ser tenidos en cuenta por todas las organizaciones:

  1. Debida diligencia: Recomienda asegurarse de que la toma de decisiones y el desarrollo de actividades de una organización no tengan impactos negativos sobre los derechos humanos. Ello implica no solo garantizar su cumplimiento dentro de la organización y en sus relaciones con otros, sino también influir en el comportamiento de terceros para que satisfagan estos derechos.
  2. Situaciones de riesgo para los derechos humanos: Destaca la importancia de identificar situaciones de riesgo para los derechos humanos (por ejemplo: conflictos políticos, fragilidad democrática, corrupción, pobreza extrema, explotación indiscriminada de recursos naturales, trabajo infantil…), y emplear todas las medidas que tenga a su disposición para proteger estos derechos.
  3. Evitar la complicidad: Aconseja evitar cualquier acto u omisión que vulnere los derechos humanos. Ello incluye evitar complicidad directa (violación directa de los derechos humanos), beneficiosa (obtener ventaja de la violación de los derechos humanos por otros) y tácita (no denunciar violaciones de los derechos humanos de las que se tenga conocimiento).
  4. Resolución de reclamaciones: aunque una organización considere que sus actividades son compatibles con los derechos humanos, la Guía sugiere poner a disposición de sus partes interesadas y actores relacionados mecanismos de reclamo, para que se puedan denunciar posibles abusos y exigir compensación.
  5. Discriminación y grupos vulnerables: Invita a hacer especial énfasis en garantizar los derechos humanos de los grupos tradicionalmente discriminados (mujeres, niños y niñas, discapacitados, pueblos indígenas, minorías étnicas, inmigrantes, etc.).
  6. Derechos civiles y políticos: Sugiere que la organización debería identificar los derechos civiles y políticos y hacer todo lo que esté a su alcance para respetarlos y, si es posible, garantizarlos. Algunos de estos derechos son: la libertad de opinión, la libertad de reunión, la libertad de información, el debido proceso.
  7. Derechos económicos, sociales y culturales: la organización debería identificar también los derechos económicos, sociales y culturales y hacer todo lo que esté a su alcance para respetarlos y, si es posible, garantizarlos. Se trata de derechos como la educación, la salud, la alimentación, un trabajo en condiciones favorables y justas, etc.
  8. Principios y derechos fundamentales en el trabajo: Recomienda garantizar la libertad de asociación y negociación colectiva, la igualdad de oportunidades y la no discriminación, y evitar el trabajo forzoso y el trabajo infantil. Todo ello no solo dentro de la propia organización, sino en todas aquellas que caen dentro de su esfera de influencia. Aquí una certificación como la SA8000 garantiza el cumplimiento.En este particular muchas empresas han expresados sus dudas relativas a su injerencia en temas de derechos civiles y políticos. Algunos han expresado que una empresa puede dar garantía de lo que ocurre dentro de ellas, pero transcender sus fronteras y tratar de influir en el entorno implica ingresar a un ámbito que no les corresponde.

TresPrácticas laborales

De acuerdo con la Guía, las prácticas laborales son un eje fundamental desde el cual una organización puede influir en el contexto social. Por ello, se trata de que la empresa maximice su contribución a la sociedad a través de unas prácticas laborales adecuadas como, por ejemplo, la creación de empleo, el respeto de la jornada laboral y el pago de un salario justo. Así, la ISO 26000 identifica cinco asuntos relacionados con las prácticas laborales que toda organización debería considerar:

  1. Trabajo y relaciones laborales: La organización debería contribuir a aumentar la calidad de vida las personas a través de la creación de puestos de trabajo, la estabilidad en el empleo y el trabajo decente.
  2. Condiciones de trabajo y protección social: Llama a realizar un esfuerzo continuo por mejorar la situación de los trabajadores, incluida la remuneración, la jornada laboral, las vacaciones, las prácticas de contratación y despido, la protección de la maternidad y el acceso a servicios del bienestar (agua, salud, alimentación…). También invita a garantizar una protección social adecuada, esto es, a ofrecer todas las garantías legales y la implementación de políticas dirigidas a mitigar riesgos de exclusión social (vejez, desempleo, invalidez, etc.).
  3. Diálogo social: Recomienda facilitar acuerdos, negociaciones e intercambio de información que busquen establecer consensos entre los representantes de los Gobiernos, los empleadores y los trabajadores en relación a sus inquietudes económicas y sociales.
  4. Salud y seguridad en el trabajo: Las organizaciones deberían fomentar y garantizar el mayor nivel posible de bienestar mental, físico y social de sus trabajadores, y prevenir daños en la salud que puedan ser ocasionados por las condiciones laborales.
  5. Desarrollo humano y formación en el lugar de trabajo: Destaca la necesidad de impulsar al máximo las capacidades humanas en el lugar de trabajo con el objeto de mejorar la calidad de vida de las personas. Ello implica facilitar una vida larga y saludable, con acceso al conocimiento y la información, y con oportunidades políticas, económicas y sociales, que amplíen la libertad de las personas para decidir su propio destino y vivir una vida valiosa.

CuatroEl medio ambiente
La ISO 26000 aconseja adoptar un enfoque holístico para abordar el tema del medio ambiente que, además de reconocer la importancia de los factores económicos, sociales, de salubridad y ambientales que se derivan de sus acciones, tenga en cuenta la interrelación que existe entre ellos. La Guía reconoce una serie de principios en materia medioambiental:original_CO2_senal

  1. Prevención de la contaminación: Una organización debe tratar de prevenir al máximo la generación de agentes contaminantes como las emisiones al aire, los vertidos al agua, la gestión de los residuos y el uso de productos químicos de alto riesgo, así como a otras formas de contaminación (radiaciones, agentes infecciosos, especies invasoras, ruidos, olores, etc.).
  2. Uso sostenible de los recursos: La organización debería contribuir a garantizar la disponibilidad de recursos en el futuro, mediante un uso responsable en el presente. La ISO 26000 recomienda utilizar los recursos renovables a una tasa inferior a su tasa de renovación y, en el caso de los recursos no renovables, adoptar las medidas pertinentes para depender cada vez menos de ellos, por ejemplo, a través de innovaciones tecnológicas.
  3. Mitigación y adaptación al cambio climático: La ISO 26000 invita a las organizaciones a hacer todo lo que esté a su alcance para minimizar la emisión de este tipo de gases, lo que pasa por controlar el uso de combustibles fósiles.
  4. Protección del medio ambiente, biodiversidad y restauración de hábitats naturales: Resalta la importancia de revertir el impacto negativo de la actividad humana en la estabilidad de los ecosistemas mediante un uso socialmente responsable de los recursos naturales. La protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas, el uso sostenible de la tierra y los recursos naturales, y el fomento de un desarrollo urbano y rural en armonía con el medio ambiente son factores clave a tener en cuenta

CincoPrácticas justas de operación

Las prácticas justas de operación hacen referencia a la necesidad de que la organización tenga un comportamiento ético en sus relaciones con otras organizaciones, así como con sus partes interesadas. Los asuntos relacionados con esta materia son:

  1. Anticorrupción: La organización debería implementar políticas y prácticas que eviten que se produzca o se promuevan acciones como sobornos, fraude, desfalco, blanqueo de dinero, tráfico de influencias , entre otros. En este sentido, la formación, motivación y educación del personal sobre comportamientos anticorrupción son de particular utilidad de acuerdo con la Guía.
  2. Participación política responsable: la ISO 26000 aconseja facilitar procesos y políticas públicas para mejorar la calidad de vida de las personas que están dentro de su esfera de influencia.
  3. Competencia justa: la Guía invita a realizar actividades que estén en consonancia con las leyes en materia de competencia, a establecer mecanismos para evitar ser cómplice de conductas anticompetencia, a desarrollar el conocimiento de sus trabajadores en materia de competencia justa y a no aprovecharse de posibles contextos desfavorables (como la pobreza) para obtener beneficio económico.
  4. Promover la responsabilidad social en la cadena de valor: la ISO 26000 sugiere tratar de influir en otras organizaciones con las que se relaciona en la cadena de valor, para que adopten un comportamiento socialmente responsable, por ejemplo, llevando a cabo compras y adquisiciones a aquellos proveedores que sigan principios de responsabilidad social.
  5. Respeto a los derechos de propiedad: La ISO 26000 recomienda poner en práctica procesos y políticas acordes con este derecho y no involucrarse en actividades que lo vulneren.

6Asuntos de los consumidores
La ISO 26000 destaca la importancia de que la organización asuma ciertas responsabilidades con sus consumidores, brindándoles educación e información veraz sobre las estrategias de marketing y contratación, fomentando el consumo responsable y sostenible, y elaborando bienes y prestando servicios que estén al alcance de todas las personas, incluyendo las más vulnerables. La Guía también recomienda responsabilizarse del retiro productos del mercado que puedan ocasionar daños, y en caso de que se manejen datos privados, asegurarse de que se mantiene la privacidad de los consumidores. Son siete puntos los que la Norma identifica en este sentido:

  • Prácticas justas de marketing, información objetiva e imparcial y prácticas justas de contratación.
  • Protección de la salud y la seguridad de los consumidores.
  • Consumo sostenible: recomienda promover patrones de consumo que sean acordes con el desarrollo sostenible.
  • Servicios de atención al cliente, apoyo y resolución de quejas y controversias.
  • Protección y privacidad de los datos de los consumidores.
  • Acceso a servicios esenciales: en el caso de que la organización preste servicios básicos, y aun cuando el Estado sea incapaz de garantizar el derecho a dichos servicios a una parte de la población, la Guía aconseja contribuir a garantizar el acceso a dichos servicios.
  • Educación y toma de conciencia: la ISO 26000 recomienda desarrollar actividades que faciliten que los consumidores tengan conocimiento de sus derechos y responsabilidades, lo que también pasa por apoderar al consumidor para que pueda tomar decisiones con mayor libertad.

SieteParticipación activa y desarrollo de la comunidadarticle5b
Para que la responsabilidad social pueda ser desarrollada en su totalidad, la ISO 26000 propone desarrollar políticas y procesos que contribuyan al desarrollo político, económico y social de las comunidades que estén dentro de su esfera de influencia. Invita a la organización a involucrarse en:

  • Participación activa en la comunidad: para ello, sugiere participar y apoyar a instituciones o grupos de la sociedad civil con el objeto de ayudar a la resolución de problemas en la comunidad.
  • Educación y cultura.
  • Creación de empleo y desarrollo de habilidades.
  • Desarrollo y acceso a tecnología.
  • Generación de riqueza e ingresos: en este sentido recomienda fortalecer los recursos económicos y las relaciones sociales que generen beneficios para la comunidad. En concreto, debería prestarse especial atención a los grupos vulnerables.
  • Salud: aconseja favorecer aquellas actividades que minimicen los riesgos y maximicen los efectos positivos para la salud de la comunidad.
  • Inversión social: insta a tratar, al máximo, de que los proyectos de inversión en los que participe la organización mejoren la calidad de vida de los ciudadanos de la comunidad.

Como pudiste notar esta Norma abarca muchos temas que ya las empresas han venido desarrollando. La idea fue poder estandarizar algunos principios que pudiesen homologar la dirección de las acciones en RSE, y construir a partir de las experiencias empresariales, con mejores practicas que pudiesen ser extendidas al sector privado y público sin importar el tamaño de la organización ni la actividad que desarrolla.

Muchas empresas se encuentran hoy en la disyuntiva de decidir qué estándar utilizar. Algunas se plantean el tema desde la perspectiva de obtener la certificación, lo que pasa por contratar los servicios de los organismos calificados para otorgarlas, requerimiento que le suma a la inversión que debe hacerse para ajustarse al estándar escogido. Otras prefieren utilizar las normas como referencia y comenzar a introducir los cambios necesarios en sus operaciones por su cuenta. En cualquier lugar donde se encuentra tu empresa en este sentido, mi recomendación es analizar con cuidado esta decisión, cualquiera que sea requiere inversión de tiempo y dinero, además de un proceso de cambio cultural que también trae sus costos. Es preferible empezar poco a poco introduciendo los cambios y midiendo sus resultados.

En todo caso cualquiera de los estándares que escojas son una excelente guía para iniciar ese recorrido ¿Tu empresa cuenta con alguna certificación? ¿Cuéntame cómo fue el proceso?

Fuente:http://www.iese.edu/es/files/catedralacaixa_vol11_Final_tcm5-66526.pdf

Aquí te dejo un video que explica el proceso de la Norma y su utilidad

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: 5 pasos para alinear las metas del negocio con la RSE | Soleá - febrero 22, 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: