//
you're reading...
Comunicación 2.0, Comunicación Digital, Estrategias de Comunicación, Redes Sociales

Políticos, CEO´s y redes sociales

Las redes sociales realmente han obrado maravillas en este mundo. Cuándo nos íbamos a imaginar que un(a) polític@, y menos aun un(a) president@ de un país estaría dispuesto a conectarse e incluso escribir personalmente mensajes a través de un medio. Esto es algo que ha comenzado a marcar y redefinir las estrategias políticas en el mundo.

Recientemente la empresa Burson Masteller reveló los resultados de sus estudio “Twiplomacy” que por tercer año consecutivo analiza el uso del Twitter por parte de líderes políticos mundiales. Twiplomacy identifica la frecuencia y conexiones que los líderes políticos mundiales tienen en Twitter. La información fue recolectada en el mes de junio de 2014 desde la cuentas de 643 Jefes de Estado y de Gobierno, Ministros de Relaciones Exteriores y sus instituciones en 161 países a nivel mundial, observando más de 60 variables. El estudio analiza los perfiles de las cuentas de Twitter de cada líder, su historia y las conexiones entre ellos.Screen Shot 2014-06-27 at 11.11.12 AM

Para mi de las revelaciones más interesantes del estudio está que 5 presidentes de América Latina se encuentran entre los 20 primeros puestos en número de seguidores (Cristina Fernández de Kirchner, Juan Manuel Santos, Enrique Peña Nieto, Dilma Rousseff, Nicolás Maduro y Rafael Correa). Viendo alguno de estos nombres uno podría intentar establecer una correlación entre la relación que tienen algunos de esos gobiernos con los medios de comunicación y la extensión del uso de las redes sociales, pero no me voy a poner a especular sin contar con datos suficientes 😉

No sólo las cuentas personales de l@s president@s de América Latina son populares también las de sus ministerios de relaciones exteriores, oficinas de prensa entre otros organismos públicos. Destaca la cuenta institucional de la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela que aunque no llega al millón de seguidores (cuenta con un poco más de 500 mil) publicaron alrededor de 50 mil tweets en un año, lo que equivale a unos 40 tweets al día. No es poca cosa este número, y sin entrar en la discusión del tipo de contenido distribuido por esa cuenta, demuestra una clara estrategia de Gobierno en materia de comunicación.

La lista de personalidades con mayores seguidores la encabeza Barak Obama, seguido por el Papa Francisco, quien a pesar de no ser el líder en seguidores está considerado la personalidad más influyente de Twitter debido a la cantidad de retweets que reciben sus mensajes.

Otro punto interesante del estudio es el crecimiento de las cuentas de algunos líderes como el recién electo primer ministro de la India Narenda Modi, quién en la semana de su elección alcanzó alrededor de 5 millones de seguidores, colocándolo en el puesto 4 en números de seguidores a nivel global. De igual manera otros líderes como el presidente de Rusia, Vladimir Putin o el primer ministro de Irán, Hassan Rouhani, han visto incrementar a sus seguidores a partir de hechos políticos que han marcado sus administraciones.

Screen Shot 2014-06-27 at 11.11.40 AMA pesar de las diferencias de cada usuario, las cuentas más seguidas de líderes mundiales tienen algo en común: han descubierto en Twitter una herramienta poderosa de comunicación unidireccional, ya que establecer conversaciones con sus seguidores es virtualmente imposible, dada la enorme cantidad de usuarios que leen sus mensajes.

De análisis político

Desde la incursión de Barak Obama en las redes sociales (fue el primer líder mundial en abrir una cuenta en Twitter el 5 de marzo de 2007) y el uso que le dio en su primera campaña presidencial, me he estado preguntando acerca del impacto que estos medios van a tener en la manera de hacer política de los próximos años.

Porque a diferencia de lo que opinan los directivos de Burson Masteller que señalan que “Twitter se convirtió en una de las herramientas más poderosas y genera una línea directa con nuestros líderes. Los líderes mundiales pueden no leer los mensajes dirigidos a ellos, pero sus equipos indudablemente monitorean la actividad en la red social”, lo que apunta a un acercamiento de los líderes con sus audiencias, en mi opinión esta puede terminar siendo una falsa ilusión.

Pero más allá de esa engañosa cercanía, lo que más me preocupa es la calidad de la discusión. En 140 caracteres es muy poco lo que se puede profundizar, y muchas de las grandes discusiones políticas actuales sólo se están ocurriendo en la red y se quedan cortas, privilegiando el escándalo o el sensacionalismo que traerá más seguidores y retweets frente a la profundización de las propuestas.

Ya hemos visto algunos casos de presidentes que utilizan el Twitter como herramienta de agresión a sus oponentes, sin presentar pruebas y con discursos que terminan por bajar la discusión política a niveles menos que básicos. No creas que no me parece extraordinario que los líderes usen las herramientas, mi preocupación va más por la vía de que ahora sólo se concentren en ellas porque son canales excelentes para cobijar impunidad y discursos maniqueos.

Creo que aun falta mucho por ver de esta nueva relación entre política y redes sociales, en todo caso a los que nos gusta el análisis de estas tendencias tendremos mucho de que hablar.

CEO´s retasados en la carrera de Twitter

Volviendo al ámbito empresarial que es el que me ocupa en este blog, Jeremy Galbraith, CEO de Burson-Marsteller Europa, Medio Oriente y África, señaló que “el estudio ilustra que si bien el número de seguidores es importante, la cantidad de conexiones mutuas es aún más relevante. Es interesante observar cómo los ministros de Relaciones Exteriores han creado grandes redes digitales en Twitter, donde no todos los tweets son aprobados por abogados o agentes de prensa. Las empresas y los CEO’s pueden aprender mucho de los políticos en Twitter, en términos de utilizar las herramientas digitales para su comunicación y cómo conectarse con pares y usuarios influyentes”.Redes

Esta última afirmación, es un cuestionamiento que he visto repetirse en varios artículos y estudios. Los líderes empresariales se han quedado rezagados en la carrera por conquistar las redes sociales. Algunos utilizan los temas de reputación y liderazgo como escudos, alegando que un CEO no debe promocionarse así mismos a diferencia de un político, pero para mi esta es una mera excusa.

Un(a) president@ de una corporación tienen muchas cosas que comunicar a las audiencias estratégicas de las empresas que dirigen y estas nuevas redes ofrecen un vehículo excelente para mantenerse en contacto con ellas, generar reputación y compromiso con la marca.

Un(a) líder de una empresa es una herramienta invalorable para reforzar las estrategias de posicionamiento y reputación. Es la cara humana de la empresa y muchos estudios apuntan a que las audiencias hoy más que nunca, buscan establecer relaciones de cercanía con las marcas que les gustan.

Creo que los que somos responsables de la gestión de la reputación de las organizaciones tenemos algo de culpa en esta visión estrecha del uso de las redes sociales por parte de los líderes de las empresas. No me estoy refiriendo a las estrategias de mercadeo, que en muchos casos han aprovechado extensamente los beneficios de estos medios, sino más bien a la parte corporativa, que habla de otros atributos de la empresa que produce los productos o servicios. La excesiva cautela y en algunos casos la imposición de políticas de comunicación muy estrictas (bien intencionadas pero fuera de la realidad) han creado un cerco alrededor de los voceros formales de las compañías, dejándolos reducidos a estrategias milimétricamente controladas (que pierden la espontaneidad de las comunicaciones en las redes) o a las comunicaciones en crisis.

La brecha generacional de much@s de los líderes de las empresas ya es una primera barrera, si a ella le agregamos una capa de restricciones sustentadas en la protección de la reputación, lo que hemos creado es una gran resistencia de los líderes de las organizaciones empresariales, a las redes sociales. En lugar de verlas como herramientas, las consideran grandes enemigos.

Tenemos grandes oportunidades para desarrollar estrategias de fortalecimiento de la reputación en las redes sociales, aprovechémosla y utilicemos todos los recursos que tenemos. Un(a) CEO entrenado para darle un uso estratégico a su cuenta de Twitter, Linkedin, Facebook, etc. puede convertirse en activo muy valioso para cualquier estrategia de posicionamiento.

¿Qué opinas? ¿Cómo utilizas tus cuentas en las redes sociales?

Fuentes:
http://tecno.americaeconomia.com/noticias/twiplomacy-o-la-creciente-influencia-de-la-diplomacia-digital

http://twiplomacy.com/blog/twiplomacy-study-2014/#section-3

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ¿Las redes sociales generan opinión pública? | Soleá - julio 11, 2014

  2. Pingback: Comunicación, redes sociales y tecnología. WhatsApp como herramienta | Soleá - octubre 31, 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: